MEXICAMPEÓN

Ya quedó claro que este promete ser el mundial de las SORPRESAS.

Publicado el 20 Junio, 2018

MEXICAMPEÓN

Ya quedó claro que este promete ser el mundial de las SORPRESAS. Apenas pueden leer este texto porque apenas he decidido espabilar después de que la selección mexicana diera SENDO campanazo. Hasta el día de hoy, el más grande de toda la Copa del Mundo 2018 que se está celebrando en Rusia.

México (la selección mayor) le ganó a Alemania por primera vez en la historia. México derrotó al claro favorito para salir puntero del grupo F, y también a uno de los favoritos a volver a ser campeón en esta nueva oportunidad.

Era lógico que México no era favorito para ganar este partido, estaba ante el actual campeón y no tenía ni los números, ni las credenciales, ni los partidos anteriores a este le ayudaban. El augurio era negativo totalmente.

Además de todas las “lógicas“ que aplicaban en este escenario (después les daré mi opinión sobre ellas), México venía cargando una serie de síntomas negativos como selección. Empezando por la manera en cómo había salido del mundial pasado en Brasil: remontado por una selección de Holanda oportunista que no había jugado un buen partido.

Después de eso, vino el proyecto que encabeza Juan Carlos Osorio, el colombiano; desde la salida maltrecha del Piojo Herrera. Osorio era el enemigo número 1 de aficionados, analistas, periodistas deportivos e incluso de “conocedores“ del fútbol y su funcionamiento. Osorio es criticado por sus formas poco ortodoxas de manejar un equipo de fútbol: las constantes rotaciones y por ende nunca tener un 11 fijo, el desconfiar de jugadores que carecen de cierta estatura física, el inventar posiciones nuevas a los jugadores; y recientemente en una rueda de prensa había sido objeto de polémica porque se le había ocurrido decir: “(...) vamos a Rusia a ser campeones“.

(DECLARACIONES DE OSORIO MES PREVIO AL MUNDIAL).

Estas declaraciones espantaron a todos los mexicanos incrédulos, a los inseguros, a los estadísticos, a los calculadores, a los que aman hablar del quinto partido (como si esa fuera una estrategia válida para ganar este torneo). Díganme, ¿qué equipo que ha quedado campeón de este torneo ha llegado ahí pensando en el QUINTO PUTO PARTIDO?

Recientemente vi una entrevista (que imagino todos hemos visto a estas alturas ya) en donde el “iluminado“ conocedor del fútbol, David Faitelson; platica con Javier “el chicharito“ Hernández. En la entrevista, lo que podemos apreciar es quién es el verdadero iluminado, podemos ver como el jugador mexicano nos invita a: “IMAGINAR COSAS CHINGONAS”, tal cual como lo dijo el Chicharito. 

Y para eso es este texto, para demostrar que el fútbol no solo se juega con las piernas. Eso no es algo que no supiéramos, simplemente es algo que el equipo mexicano decidió recordar a priori para el partido contra Alemania: la pelota se patea, pero el resultado se planea. El equipo mexicano apostó por creer en sí mismo y por eso ganó el partido.

El equipo mexicano (como dijo Osorio en la entrevista a la postre) planeó una estrategia y después la ejecutó de forma sublime. Los mexicanos, si nos vamos a las estadísticas, a la historia y a toda esta carga falaz de peso de camiseta; no son superiores a los alemanes. Los jugadores alemanes juegan en los mejores equipos del mundo, los mexicanos no. Algunos están en Europa y no todos son titulares en sus equipos. Los alemanes, técnicamente y hombre por hombre, son mejores (en el papel) que los mexicanos.

Pero entonces, ¿qué fue lo que vimos el domingo? Vimos un equipo mexicano que jugó el partido con la cabeza, que subió el volumen ofensivo cuando tuvo la oportunidad, fue certero (después falló un par), pero le alcanzó para ganar. Defendió cuando fue necesario, el técnico hizo entrar a defensivos cuando lo vio pertinente, las fichas se movieron cual partida de ajedrez. Si no lo recuerdan, vuelvan a ver el partido.

Los mexicanos hicieron un plan, lo adoptaron, y luego lo ejecutaron tal cual como lo habían imaginado, como lo habían deseado, como lo habían pensado. Cuando a mí se me ocurrió decir que el empate era muy posible como resultado de este partido, no me bajaron de tonto, de inexperto, de iluso, de fanático. Me dijeron que me faltaba ver más fútbol, como si esto se tratara de una fórmula de cálculo o geometría. NO ES ASÍ, ESTO ES FÚTBOL. 

Y el fútbol no solo se juega con las piernas, se juega con la mente y se juega con las emociones. Los mexicanos utilizaron las 3 el domingo 17 de junio pasado y ganaron el partido.

El título del texto es ese, porque queda claro que si los mexicanos siguen jugando con los 3 componentes que mencioné, tienen volumen futbolístico para ganarle a cualquiera de los que están en el torneo. Y aunque la victoria del domingo solo ha valido 3 puntos (y un magnífico baño de unión por parte de todos los mexicanos); nos deja seguir soñando como lo hicieron los integrantes de la selección.

A todos lo mexicanos, a los que ya creían en Osorio, a los detractores del proyecto, a los periodistas, a los analistas, yo solo les pido una cosa: CREAN, IMAGINEN, SUEÑEN QUE MÉXICO PUEDE SER CAMPEÓN, Y SI SUS GANAS Y EL NIVEL DE SU CREATIVIDAD ES EL SUFICIENTE, LES ASEGURO QUE MÉXICO SERÁ CAMPEÓN TARDE O TEMPRANO.

A todos los que no gustan de CREER en sí mismos, sigan con su idea del QUINTO PARTIDO, a ver que tan lejos llegan. A todos los que sacan numeritos y se aprovechan de lógicas y temas relacionados con “qué tanta lana gana tal jugador“, “en dónde juega“, “que tantos equipos lo quieren“: NO SABEN NADA. No saben nada porque el fútbol es impredecible, es sorpresivo, es espontáneo, es cambiante, es completamente incalculable.

QUE QUEDE CLARO TAMBIÉN: México no tiene nada asegurado aún, excepto 1 cosa: LA SEGURIDAD EN SÍ MISMOS.

________

Escrito por:

@ccelaya – Carlos Celaya Chaín, mercadólogo, politólogo de cabina, mezclador en la tornamesa y amante de los nuevos medios. Escritor y Director de forwxrd.com.