Money’s on the content

La industria del cine ha llegado a generar un total de 40 mil millones de dólares.

Publicado el 13 Agosto, 2018

Money’s on the content

La industria del cine ha llegado a generar un total de 40 mil millones de dólares, esparcidos en más de 330,000 grandes, pequeñas y medianas empresas en todo Estados Unidos. ¿Cuántas personas viven de esta industria? Poco más de 2 millones de estadounidenses, que a su vez ganan (por suma total) un aproximado de 47 mil millones de dólares estimados y distribuidos en salarios (2015, Motion Picture Association of America).

Uno pensaría que la distribución de toda esta derrama económica se centra alrededor de los estados de California y Nueva York, puesto que es aquí en donde más escuchamos que se generan la mayor cantidad de películas de impacto comercial significativo, o “blockbusters”. Nada más alejado de la realidad: estados como Ohio y Georgia, son paraísos de generación de empleo para la industria del séptimo arte, con 31,700 y 23,000 empleos respectivamente generados en el 2015, dejando así una generación de 1.1 y 1.6 mil millones de dólares en salarios a estos empleos (2015, Motion Picture Association of America). ¿Qué pasa en México? El camino está pintado, pero la comparativa es bastante dispar. En TODA la república mexicana, la generación de la industria cinematográfica generó 1,000 millones de pesos mexicanos (estimación del año 2017, El Economista), y creando así únicamente 23,400 empleos en todo el país. Si tomamos un tipo de cambio de 19 pesos como referencia (para efectos de cálculo), y comparamos la generación de dinero de parte de la industria de cine mexicano vs. la industria de cine estadounidense; el cine mexicano solamente genera un aproximado de 53 millones de dólares al año, ¡SOLO EL 0,13% DE LO QUE SE GENERA EN EUA!

El dinero (o al menos GRAN parte de él) está puesto sobre la generación de contenido (aunque aquí, hay un catch*); sobre la creación de narrativas para generar empatía con las audiencias, dando en el resultado de la “compra” de una ideología particular. ¿Cómo aplica este principio en términos de mercadotecnia y publicidad? Dos términos que siempre buscan ser la evolución y el motor de las ventas de una empresa, y la forma en la que ellos se complementan; cada vez más se orienta hacia un solo proyecto de comunicación integral. ¿Qué es de un negocio si no está en el mundo digital? Desaparecerá, dicen algunos. ¿Cómo se comunica una marca que está basada en internet, para generar empatía con su audiencia? “Manéjame” las redes, dicen otros.

La fórmula del contenido tiene su origen en un principio simple: querer que una audiencia se transforme en un segmento de clientes potenciales; y en el internet, nadie compra como se acostumbra en el centro comercial más grande de la ciudad. Los consumidores se vuelven exigentes, quienes compran cualquier producto lo hacen porque realmente existe una relación de empatía entre el consumidor y la marca, porque el consumidor entiende que la marca ha sido creada especialmente para él ó ella, independientemente de la veracidad de este argumento.

Put your money on the content. Apostar por una narrativa (entiéndase narrativa, como la capacidad de contar una historia para otorgarle atributos de personificación a una marca y/o producto/servicio), es la forma segura de que tu audiencia no rechace tu producto. ¿O acaso existen dudas del crecimiento de una plataforma como AirBnb, Uber, Netflix?

De la misma manera en la que la industria del cine mexicano está (muy) por debajo de la industria estadounidense; así lo está la industria de la publicidad (en términos de gasto, ver comparativos de EUA vs. México). Dar por sentado la creación de un proyecto de comunicación integral por su “excesivo costo”; es un argumento que puede traer represalias importantes a largo plazo. ¿Cómo eres percibido allí afuera? Este cuestionamiento tiene un impacto brutal en la fuerza de ventas de cualquier empresa.

Finalmente, quienes apostamos por poner nuestro dinero en la generación de contenido estamos jugando un juego solitario a largo plazo en México. ¿Cuál es el catch* que mencioné hace un momento? No se trata de 1 vídeo, 5 fotos o una plantilla de diseño gráfico; se trata de hacer entender a la audiencia (con la generación de contenidos que sea necesaria para lograrlo, y por ende el storytelling más fuerte que la marca pueda otorgar) que tu marca es indispensable para alcanzar el status quo que ellas y ellos desean y/o aspiran a tener.

________

Escrito por:

@meneses.ed – Eduardo Meneses Da Costa, comunicólogo, me gusta contar historias, me gusta el Real Madrid. Director de proyectos en forwxrd.com.