¡Pa’delante!

Llegué a Colombia hace un mes exactamente.

Publicado el 17 Agosto, 2018

¡Pa’delante!

Llegué a Colombia hace un mes exactamente. No puedo describir la cantidad de sentimientos encontrados que esto ha provocado en mí, le he dado vuelta a muchas de las ideas que más me inquietaban últimamente. Son muchas las cosas y los temas que se resuelven estando por acá; y todavía no puedo creer que haya sido la intuición la única que lo sabía.

El movimiento aclara el camino y un millón de posibilidades se presentan, oportunidades y retos que de aprovecharlas y enfrentarlos; estoy seguro que me llevará a alcanzar objetivos profesionales y personales que incluso he llegado a ver como imposibles o poco realistas.

El poder que tiene la acción es infinito, ya que el efecto de seguridad y determinación que produce en nuestras mentes, tiene la capacidad de cambiar nuestro entorno y nuestra realidad en segundos. Una sola acción me entregó una nueva vida: ser un ciudadano global.

Este último mes no solo ha sido ilustrativo en cuanto a mi persona, mis capacidades, o mi valor; también me ha hecho entender muchas partes de la vida que casi nadie entiende, porque casi nadie se permite vivirlas y experimentarlas. El cambio me ha presentado el futuro, y es exactamente como me lo imaginaba.

Hace un año que me tocó venir a conocer,  soñé con quedarme y no regresar, soñé con poder marcarle a todo mundo y que me dijeran que sí, que no estaba loco, que lo hiciera. Pero, no fue así, era tan incorrecto el momento que ni siquiera me animé a mencionarlo, me quedé unos días extras y me regresé.

En mi familia, como en la de la gran mayoría de las familias que conozco, cada año nuevo compartimos nuestros propósitos para el próximo año e incluso nos reímos y lloramos con los propósitos de los demás. Es un momento que siempre recuerdo con alegría; pero esta vez, mi propósito era llegar a Sudamérica sin tener que empezar de cero, con los mismos objetivos, en el mismo camino, no iba a ser fácil cumplirlo.

Me puse de meta diciembre, y honestamente no tenía “hijoeputa idea de cómo le iba a hacer para alcanzarlo. Las cosas no estaban necesariamente bien en la empresa, teníamos muchas decisiones que tomar, cambios que provocar y trabajo que hacer tan solo para mantener la empresa en pie.

En 8 meses pasamos de no tener idea si la empresa iba a poder seguir y hacia dónde iba a correr; a convertirnos en una comunidad creativa creciente, basada en Mazatlán, Sinaloa; decidida a impactar de manera positiva el mercado de la hospitalidad a través de soluciones digitales creativas (digital hospitality). Somos una empresa determinada a crecer hasta donde nuestros sueños nos lo permitan.

Nuestro motor nunca han sido las ventas, sino nuestra hambre, nuestras ganas de ser más grandes e impactar cosas más relevantes, cuestión que nos desenfoca y nos dejaba sin gasolina todo el tiempo. Esta situación hacía que fuéramos tan capaces en ese entonces como lo somos hoy en día, sin embargo; no teníamos claro ni a dónde ni cómo crecer, hoy sí sabemos.

¿Cuál fue la estrategia? Nos movimos, cambiamos la perspectiva, nos entendimos diferente, nos hicimos más eficientes, desarrollamos procesos, se fueron unos, nos quedamos otros, caminamos, avanzamos, nos fuimos.

Por cuarta vez tomamos la decisión de cambiar nuestro espacio de trabajo, pero esta vez era diferente: nos íbamos a cambiar de ciudad. Aprovechando que Celaya (mi socio) estaba en la CDMX explorando posibilidades de mercado y entendiendo el contexto de la industria; incluimos a un nuevo miembro en el equipo: Kiko García. ¿La razón principal? Íbamos a Mazatlán, y él conocía perfectamente y tenía algo que en FORWXRD nos encanta: ganas de pertenecer a un equipo.

En Mazatlán somos 12; pero también están los Geeklopers y el @dronebossmx en Culiacán, y otros aliados estratégicos en Guadalajara, Mazatlán y CDMX con los que seguimos creciendo. Estamos trabajando en proyectos de innovación digital con empresas hoteleras, restauranteras, agrícolas, de la construcción, con el gobierno, los periódicos locales, otros medios digitales, y los emprendedores y creativos con los que construimos el ecosistema todos los días.

Hoy estoy acá, ya llegamos a Sudamérica y apenas es septiembre. Qué buen regalo de cumpleaños (el 21 de este mes cumplo 29 años) y me encanta Medellín. De alguna manera pertenezco aquí, entiendo sus anhelos y soy empático con sus problemas, les agradezco su expresión y constante diálogo, los felicito por su capacidad de planear y alcanzar objetivos, me motivan y por eso me quiero quedar acá, quiero aprender de ustedes.

Porque, sí es bonito, pero no es el lugar más bonito que he visitado. Tiene muchos árboles pero, ¿dónde está el mar? La gente es súper amable pero, ¿dónde están mis amigos? Acá se habla de innovación y de emprendimiento pero, ¿dónde está mi equipo?

Y aún así, todo tiene sentido, porque tengo el sentimiento (cada vez más fuerte) de que aquí se puede construir, aquí se puede proponer y tender redes para poder crecer.

¡Pa’delante!

________

Escrito por:

 

@_eldespego – Gerardo Gaxiola Gallardo. Licenciado en Creación y Desarrollo de Empresas, me muevo para emprender, cuestiono para innovar y vivo el tiempo como un espacio de experiencias en constante movimiento. Fundador en forwxrd.com y agricompra.com.